Santo Domingo, República Dominicana

Marzo 29, 2016
1

¿De qué manera delata tu ciudad que estamos en el 2016?

Definitivamente los teléfonos inteligentes y el internet. Todos estamos obsesionados con la tecnología a un nivel de locura, en todos los niveles sociales. 

Arriba: Niños jugando con el teléfono. Abajo: Tomando fotos con una tablet durante Carnaval Arriba: Niños jugando con el teléfono. Abajo: Tomando fotos con una tablet durante Carnaval
2

¿Qué en tu ciudad te recuerda al pasado?

La Plaza de la Cultura, es un gran área verde que mando a hacer Joaquín Balaguer en los 70s, donde antiguamente quedaba una de las casas de Trujillo. Cuando era niña iba mucho, porque quedaba cerca de mi casa. El Teatro Nacional, el Museo del Hombre, el Museo de Arte Moderno, !los techos del antiguo restaurante Maniquí, todos tienen esa nostalgia de mi pasado, de cuando habían menos personas en la ciudad.

3

¿Qué edificio o intersección en la ciudad nos haría pensar que estamos en el futuro?

Ninguno. Nunca me siento en el futuro en Santo Domingo. 

4

¿En qué parte de la ciudad sería el mejor lugar para perder la noción del tiempo, congelar el tiempo, o para ganar tiempo?

En la zona colonial. Personalmente ese lugar sería “La casita”. Es una pequeña casa que compre hace 4 años y que la he estado restaurando poco a poco. A veces vivo en ella, otras veces la rento por Airbnb. Es genial porque es chiquitica, pero para mi es una sede, desde donde participo de las actividades de la zona. “La zona”, como le decimos aquí, esta en pleno apogeo. Muchos lugares nuevos, las casas restaurándose, pequeños negocios mezclados con la historia de la primera ciudad europea en América y la mejor diversidad social de Santo Domingo. 

“La casita” en 1982 “La casita” en 1982
5

¿Qué canción o banda local recomiendas para el playlist cotidiano?

Oscar y Ricardo. No tienen canciones, sino que basan su música en la improvisación con mucha percusión. Luis Terror Díaz es genial siempre y mucha Bachata: Luis Vargas, Chicho Severino, Ramón Cordero y las de la radio. 

6

¿Qué museo o espacio cultural generalmente se omiten en un recorrido cultural típico, pero que definitivamente vale la pena visitar?

El Museo de la Porcelana, casi nadie va y es bellísimo. Es una casa con inspiración árabe en donde hay una colección muy importante de cerámica europea y asiática. Lo mejor es la casa en sí y la colección de gatos de porcelana. El secreto musical es un bar/discoteca en un barrio muy popular, Villa Consuelo, donde los martes el club nacional de soneros tienen una fiesta muy especial, donde ponen música caribeña.

Fachada del Museo de la Porcelana. Abajo: Adentro de El Secreto Musical Fachada del Museo de la Porcelana. Abajo: Adentro de El Secreto Musical
7

¿En qué librería se puede encontrar libros nuevos o de segunda mano, publicaciones sobre historia del arte, catálogos de exposiciones o monografías de artistas?

En el Conde hay un puesto de libros usados, el dueño Daniel, vende en una mesa, pero si le preguntas, en la parte trasera del edificio Saviñón hay un almacén, entre el polvo y el caos se encuentran buenos libros, revistas y discos. En la biblioteca del Centro Cultural de España, aunque allí es solo consultas. En Casa Quien venden algunos catálogos y libros, y en la librería Cuesta, es mas comercial, pero aparecen muchas cosas. 

8

¿Cuál es un platillo de comida autóctona y donde sería uno el comensal?

En el Mesón de Bari. Eso es en la calle Hostos esquina Salome Ureña, venden unas catibías de lambí, de muerte lenta! cualquier comida dominicana es buena en ese lugar, y tienen platos que no tienen en todas partes, Chivo guisado, Guinea al vino y Cangrejo. María la Turca en la José Reyes es un templo para dulces y picaderas, el conconete es el mejor. Me gusta recomendar mucho a los fruteros, hay muchos y con muy buenas frutas, y claro, La Barra Payán, que es una cafetería tradicional donde solo venden sandwiches y batidas de jugos naturales, y lo mejor, abren 24 horas.

Fruta en La Barra Payan Fruta en La Barra Payan
9

¿Dónde se puede encontrar el mejor café (o té)?

En “La Cafetera” en el Conde si andas por la zona. Aunque realmente el café en Santo Domingo es una actividad casera, para mi el mejor café es el de greca que te brindan en las casas. A veces andan unos vendedores ambulantes en la calle vendiendo café y té de jengibre, esos 
son buenos también. Pero lo mejor, lo mejor son los jugos en Santo Domingo, los de la Barra Payan son los mas clásicos, pero en todos lados son buenos. 

Jugo casero Jugo casero
10

¿Cuál es un monumento que revela un pasado secreto?

Una vez tuve la oportunidad de entrar al alcantarillado de la Zona Colonial, son unos túneles por debajo de la calle de ladrillo en forma tubular, eso me impresiono mucho. Lamentablemente no tienen visitas guiadas, ni las enseñan al publico.

11

¿Qué monumento al aire libre u obra de arte pública merece la pena visitar?

No es realmente un monumento. El Jardín Botánico Nacional es uno de mis lugares favoritos. Es una de las áreas verdes más grande de Santo Domingo, la entrada es espectacular, hay muchas plantas y pabellones. Mis favoritos: el de Plantas Acuáticas, el de Helechos, El Mariposario, donde hice mi ultima expo, el Pabellón de Bromelias, el Jardín Japonés. Los días de semana puedes pedir un tour en el Herbario, donde tienen una colección impresionante de plantas disecadas y organizadas por tema, tipo y procedencia.

Arriba: Vista de la exposición “Con el sol” en el pabellón de las mariposas. Abajo: El pabellón de bromelias Arriba: Vista de la exposición “Con el sol” en el pabellón de las mariposas. Abajo: El pabellón de bromelias
12

¿Cuál sería el mejor lugar para ver la puesta de sol en tu ciudad?

Cualquier edificio de los altos de Piantini. Si no hay nubes y si la vista da al oeste, se puede ver la cordillera. Un espectáculo. O en la avenida España hay un faro en la punta torrecilla, se puede ver un ángulo de Santo Domingo muy interesante y los atardeceres son increíbles. 

Atardecer desde Avenida España Atardecer desde Avenida España
13

El próximo domingo, nos vemos en:

Me gusta ir a las pulgas de la Duarte con Paris o las de la Luperón. Almuerzo con mi familia, o veo películas con mis amigos. A los visitantes siempre les recomiendo que vayan a Bonyé, en las ruinas de San Francisco, un concierto gratis al aire libre con buena música y ambiente popular. 

14

¿Qué libro me transporta a tu ciudad?

Papi de Rita Indiana Hernández. Así de exagerado e histérico se siente Santo Domingo.

15

¿Qué aspecto de tu ciudad es el que te inspira más?

Lo que mas me gusta de mi ciudad son las personas. Sobretodo mis amigos. La naturaleza desinhibida de los dominicanos y las conversaciones. Los vendedores ambulantes. Me encanta vivir en una ciudad que todo el año es verano y que las plantas son tan felices, me inspiran mucho la jardinería de las fachadas y las floraciones de los arboles. 

Arriba: Fachadas de edificio verde Abajo: Vendedor ambulante de plantas Arriba: Fachadas de edificio verde Abajo: Vendedor ambulante de plantas
16

¿Dónde podría uno probablemente perderse: geográficamente, emocionalmente o históricamente hablando?

Emocionalmente e históricamente: En la zona colonial. Es muy pequeña pero siempre hay cosas nuevas pasando. Geográficamente hablando seguro me perdería “de aquel lao”, en la parte este de la ciudad y al otro lado del río Ozama, La zona oriental, no he andado mucho de ese lado y es un mundo. Hay una calle muy famosa con muchas discotecas "La Venezuela". Bien dominican style! De lo poco que se es que hay muchas piezas de un artista callejero que admiro mucho y que para mi es el mejor artista urbano de Santo Domingo, su nombre es Pirin. Una especie de Jean Michelle Basquiat dominicano, con mensajes cargados de ironía, verdades y alucinaciones.

 
 

Obras de Pirin Obras de Pirin
17

Si fueras comisionado hoy para realizar una obra de arte "sobre" esta ciudad, describe brevemente cuál sería tu propuesta?

Siempre he querido hacer un jardín publico y comunitario, me lo imagino en un parque de la ciudad o en un lote baldío, y desde ese jardín investigar nuevas maneras de convivir con la naturaleza en la urbe.