Guadalajara

Reacción en cadena

Septiembre 15, 2014

GUADALAJARA — Racionalismo y modernismo definen gran parte de la arquitectura de Guadalajara, especialmente por la firma de Luis Barragán (1902-1988). Uno de sus principales hitos es la Casa Francisco Clavijero [centro de actividades culturales de la comunidad universitaria itesiana] que incluye puntualmente exposiciones y proyectos artísticos.

CSS_delaTorre_140702_1.jpg

Casa Francisco Clavijero de Luis Barragán

Con apenas unos meses en el país, en una preciosa casa de Barragán, se encuentra la sucursal de la galería española Travesía Cuatro,  plataforma para artistas de la ciudad y un puente entre la escena artística europea y latinoamericana durante su década de vida madrileña.

CSS_delaTorre_140702_2.jpg

Casa Franco de Luis Barragán, de 1929, sede de la Galería Travesía Cuatro. En la imagen, Geovana Ibarra y Javier Aparicio

También famosa por su arquitectura, la Torre Cube de Carme Pinós, alberga otra de las galerías que ya goza de gran proyección internacional: Curro y Poncho.

CSS_delaTorre_140702_3.jpg

Izq: Torre Cube de Carme Pinós. Der: Francisco “Curro” Borrego, director de la Galería Curro&Poncho

Otras galerías jóvenes van abriéndose camino como Tiro al Blanco o Diéresis.

Blanca-de-la-Torre-Guadalajara-Annex-1.jpg

Izq: Interior de la galería Tiro al Blanco. Der: Interior de la galería Diéresis

La más veterana, Arena México Arte Contemporáneo (AMAC), alternativa entre galería y espacio de proyectos, está a punto de abrir nuevo espacio en la misma ciudad, diseño del prestigioso estudio Zeller & Moye.

CSS_delaTorre_140702_5.jpg

Jaime Ashida en su nuevo espacio de Arena México, en proceso de renovación

Una de las peculiaridades de Arena México es que en la parte superior de su sede principal se ubica el Taller Mexicano de Gobelinos, de la familia Ashida, donde contrasta maravillosamente la manufactura artesana –de los telares manuales y la realización de lanas y tintas– con la sofisticación de diseños de un listado de artistas de primera línea que se han aventurado en esta técnica y encargan sus piezas aquí desde hace años.

CSS_delaTorre_140702_6.jpg

Gobelinos en proceso de realización, de Damian Ortega y Gabriel Kuri

Los tres artistas más reconocidos en el circuito internacional, José Dávila, Jorge Méndez Blake y Gonzalo Lebrija no han caído en la tentación de la metrópolis y mantienen su casa y  estudio en la ciudad, hecho que también alimenta el motor artístico de la misma.

de-la-Torre_Guadalajara_annex3.jpg

Izq: José Dávila en su estudio. Der: Jorge Méndez Blake en su estudio. Abajo: Estudio de Gonzalo Lebrija

Precisión e interés por lo arquitectónico son patentes en los trabajos de Luis Alfonso Villalobos y de Enrique Hernández, mientras el minimalismo de Javier M. Rodriguez cuestiona los límites de la forma.

de-la-Torre-Guadalajara-annex-4.jpg

Izq: Luis Alfonso Villalobos en su estudio. Der: Obra reciente de Enrique Hernández. Abajo: Javier M. Rodríguez en su estudio

Como representación tapatía (topónimo de Guadalajara) en la Bienal de Berlín de este año estaba Cynthia Gutiérrez, quien comparte estudio con el artista Emanuel Tovar.

CSS_delaTorre_140702_9.jpg

Cynthia Gutiérrez y Emanuel Tovar

Laboratorio Sensorial es un espacio sin ánimo de lucro dedicado al video, cine experimental, performance y, especialmente, experimentación sonora.

CSS_delaTorre_140702_10.jpg

Laboratorio Sensorial

La interrelación entre música y arte está presente en la ciudad a través de Edgar Cobian, Cristian Franco o Fernando Palomar.

Todo el trabajo de Cristian Franco gira en torno al fake irreverente, a partir del grupo de música Los Nuevos Maevans y otros tantos que se van inventando, quienes nos dan a conocer a través de toda una gama de disciplinas sus ficticias –o no–  discografías, escenarios, iconografías, estética y giras musicales.

CSS_delaTorre_140702_11.jpg

Cristian Franco en su estudio

Palomar está más involucrado en tareas musicales, en este momento prepara su próxima ópera en su centro de operaciones El Gallo de Oro, que lleva el mismo nombre de un poema de Aleksandr Pushkin.

de-la-Torre_Gallo-de-oro.jpg

Imagen del estudio musical de Fernando Palomar: El Gallo de Oro

Edgar Cobian combina sus composiciones musicales con su trabajo como artista, y forma parte de Diagonal.

CSS_delaTorre_140702_12.jpg

Edgar Cobian en su estudio de música

Diagonal, iniciativa formada por un grupo de artistas y curadores (Edgar Cobian, Lorena Peña Brito, Joaquín Segura, Enrique Hernández, Carlos Maldonado, Jorge Edgar Posh) con el fin de desarrollar y activar el pensamiento de generaciones de artistas más jóvenes.  Aprovechan para pescar agentes culturales internacionales, de paso por el país, y los invitan a impartir talleres y conferencias, a cambio, entre otras cosas, de un delicioso pulpo zarandeado.

CSS_delaTorre_140702_13.jpg

Fotografía de uno de los eventos organizados por Diagonal

Otra joven iniciativa que demuestra las ganas de activar la ciudad viene de la mano de TRAMA, que combina espacio de exposición con la formación de públicos y residencia de artistas.

CSS_delaTorre_140702_14.jpg

Los chicos de TRAMA y sus artistas en residencia

Ni totalmente caricaturista ni artista visual, sino todo lo contrario. El monero (viñetista en argot mexicano) Jis fue referencia de varias generaciones por sus tiras cómicas en prensa y especialmente con los míticos cómics de El Santos contra la Tetona Mendoza.

CSS_delaTorre_140702_15.jpg

JIS en su casa-estudio

El Museo de Arte Contemporáneo of Zapopán (MAZ), con Viviana Kuri como directora, se ubica a la cabeza de la programación en el país. Durante una temporada mantendrá la exposición Atopia. Migración, legado y ausencia de lugar, a partir de una selección de la colección Thyssen-Bornemisza, donde destacan autores como Jonathas de Andrade, Allora y Calzadilla, Pablo Nazareth y Abraham Cruzvillegas, entre otros.

CSS_delaTorre_140702_16.jpg

Exterior del MAZ con instalación de Mónica Bonvicini e interior con instalación de Los Carpinteros

Tal vez la parte que más se extrañe de Guadalajara sea la de una producción sobre papel, tanto a nivel crítico como editorial, aunque merece mencionar ediciones Lázaro, de formatos originales, como la muestra de presentación de fanzines que realizaron en el Museo del Periodismo y de las Artes Gráficas, un museo bastante versátil y heterogéneo.

CSS_delaTorre_140702_17.jpg

Presentación de ediciones Lázaro

En Albergue Transitorio, el showroom de Julia y Renata Franco, siempre pueden encontrarse interesantes ediciones limitadas de artistas a precios asequibles.

CSS_delaTorre_140702_18.jpg

Albergue Transitorio

El antiguo convento de El Carmen da nombre al Ex Convento, donde Monica Ashida programa la sección de artes visuales, a la que ha añadido una vitrina a modo de escaparate exterior dedicado especialmente al arte contemporáneo textil, en este momento con una obra colaborativa de Mariana y David Ampudia.

Otro edificio que llama la atención es el Despacho GSARCH, con una piel de cristales diseñada por Liam Gillick.

CSS_delaTorre_140702_20.jpg

Despacho GSARCH con exterior de Liam Gillick

Comisionado por José Noé Suro, importante mecenas de la ciudad, está también al frente de la famosa fábrica de cerámicas (Cerámica Contemporánea Noé Suro), activa desde los años cincuenta. Ha sido José Noé quien le ha dado un rumbo diferente al apoyar y trabajar con artistas internacionales de referencia, al tiempo que toma riesgos con algunas figuras jóvenes del panorama.

CSS_delaTorre_140702_21-22.jpg

Izq: Jose Noe Suro en su famosa fábrica de cerámicas. Der: Ejemplos de obra de Pedro Reyes realizada en la fábrica

Entre otros proyectos, algunos tienen cabida en la Sala Juárez, dentro del café Benito, en la parte antigua de la ciudad.

Y es que hace tiempo ya que la ciudad se erigió como epicentro –periférico pero epicentro, valga el posible oxímoron– de lo artístico, más que demostrable a partir de una de sus visitas obligadas: los grandiosos murales de José Clemente Orozco, en el Instituto Cultural Cabañas (ICC).

CSS_delaTorre_140702_24.jpg

Izq. y arriba: Murales de José Clemente Orozco en el Instituto Cultural Cabañas. Abajo: Patio interior del Cabañas con instalación de Daniel Buren

Otra de las salas del Cabañas alberga la primera retrospectiva en la ciudad de uno de sus hijos adoptivos, Eduardo Sarabia.

Sarabia nos introduce en su universo personal a través de todo un abanico de medios, desde tapices realizados en Arena México hasta las salas dedicadas a sus conocidas cerámicas, con edición de Suro.

CSS_delaTorre_140702_25.jpg

Eduardo Sarabia en una de las salas de su exposición

La entrada de la exposición se abre con una instalación en alusión al bar que el artista regentaba en Berlín.

CSS_delaTorre_140702_26.jpg

Vistas de la exposición de Eduardo Sarabia

Y hablando de bares, qué mejor final que una cerveza fría…, la diseñada por el propio Sarabia y disponible en varios locales de la ciudad, la cerveza Ventura.

CSS_delaTorre_140702_27v2.jpg

Imagen de la conocida cerveza de Eduardo Sarabia