Estirando lo tropical

Julio 9, 2015

Querida Carla, 

Gracias por darme la oportunidad de participar en este debate sobre lo tropical.

Como artista, activista creativa y fundadora de un proyecto de práctica social en Barbados, trabajo muy de cerca y observo a muchos artistas del Caribe que son agentes activos en la recuperación del archipiélago de lo tropical. Estos reclamos dan al espacio un carácter verdadero, más allá de las representaciones simplistas a las que muchos se han acostumbrado, construyendo así una base intelectual en las artes desde la zona tropical.

Muchos de los frágiles Estados insulares en desarrollo de la región son totalmente dependientes del turismo, de ahí la noción inherente a ellos, que reside en la imaginación de millones, sobre esa región como un reino tropical de deseo y de placer.

Mientras que los gobiernos regionales reciclan campañas de marketing cada vez más desgastadas, otros quizás consideren que la región tropical necesita un ajuste estructural. Muchos artistas subvierten estas posiciones acríticas, ofreciendo reflexiones analíticas que desempaquetan disfraces tropicales familiares, proporcionando perspectivas más amplias sobre lo Tropical que van en contra de las nostálgicas imágenes colonialistas del paraíso tropical.

Mis coordenadas son 13.1667 ° N, 59.5500 ° W, lo que me sitúa como una persona tropical en el Caribe insular. Al vivir y trabajar en una zona tórrida, repleta de nociones románticas y sentimentales sobre lo Tropical, mi práctica y la de muchos de mis contemporáneos, cuestiona los tropos ubicuos heredados del turismo cultural y, por extensión, a lo Tropical.

Un ejemplo en mi propio trabajo es la instalación de Barbados Just Beyond My Imagination (2006) [Barbados más allá de mi imaginación]. El título, una adaptación del slogan de la Secretaría de Turismo de Barbados, "BARBADOS – más allá de tu imaginación ", presenta a países del archipiélago del Caribe (menos Haití y Guyana) como trampas de arena encerradas en un mar de pasto verde perfectamente cuidado, sin signos de agua. El asta de la bandera lleva el irónico título de la obra, haciendo referencia a las distintas maneras en que la región continúa desarrollando zonas recreativas para los turistas, reforzando la imagen del Caribe como un paraíso exótico que ofrece los mejores recursos para quienes pueden pagarlo. La tierra que anteriormente se usaba para caña de azúcar ahora se cultiva como repositorio turístico, transformando los campos de caña de azúcar en destinos tropicales aún más dulces.

DEBATES_DAVIS1.jpg

Annalee Davis, Just beyond my imagination (2006–2007). Instalación – Alfombrado Interior/exterior, moldes de yeso, arena, grabado en alfombra roja, asta de bandera con bandera bordada, pelota de golf, 15'wx 12'dx 8'h

Blue Curry es un artista de Bahamas basado en Londres. Su obra Cement Mixer (2010), consiste de una hormigonera personalizada de color aguamarina llena de 20 litros de protector solar. El olor evoca recuerdos de una playa tropical. Cement Mixer habla de la construcción de una región como un parque de diversiones, produciendo destinos all-inclusive en este paraíso. Su interpretación satírica elimina el protector solar de la delgada piel de la industria turística, exponiendo los dispositivos de marketing bañados de nociones rudimentarias de lo que es lo Tropical

DEBATES_DAVIS2.jpg

Blue Curry, Cement Mixer (2010). Hormigonera personalizada, 20 litros crema solar

Voces no privilegiadas están entrando continuamente al ámbito del arte contemporáneo, ofreciendo contra-narrativas no de resistencia, sino interrupciones subversivas a estereotipos recurrentes. Para algunos, estas disrupciones visuales simplemente reconocen y afirman la heterodoxia de nuestras realidades, mientras que otros se resisten a tener que abordar al Caribe en términos de lo Tropical como punto de partida.

Al observar de cerca la práctica contemporánea retirar la capa superficial de las interpretaciones banales de lo Tropical, mi impresión no es que se esté primitivizando al "otro". Más bien las vidas ordinarias quedarán al descubierto, sin los filtros de la publicidad o slogans reduccionistas, para presentar el lugar en el que vivimos como realmente es, revelando representaciones matizadas y estirando lo Tropical para que se acomode a nuestros propios significados multidimensionales.